martes, abril 10, 2007

Hay días

Hay días extraños, días en los que valdría más no salir de la cama.
Me atrevo a escribir ahora que ya pasó la medianoche y el martes se perderá como lágrimas en la lluvia; será que el destino cree que las vacaciones son una enfermedad curable a base hostias varias por todas partes y a todas horas. Me la pela. Yo cierro los ojos y me concentro, pienso en Cala Pi, en San Ginés y su maravillosa casa, en la polivalente Rocío "Croft", los geniales Jorges, en Ana, la directora más guapa del mundo, en Aralú "duende qué será" y por supuesto en el mejor anfitrión que he tenido nunca, el señor Pipe. Pienso en toda la gente cojonuda y en lo bien que nos lo pasamos y mira, que le den mucho a los días de quedarse en la cama. Seguro que el de hoy es mejor.
Ya lo decía Bud Spencer: Chi trova un amico, trova un tesoro.

Gracias por todo!!

3 comentarios:

Maria dijo...

Q bonito!!!
Y mi Cala Pi
y mi San Ginés
y mis Rociíto y Aralú
y ese Jose
y esos Jorgitos
Y ese Jorge...

...y ese Pipe

No te preocupes por el martes. Vendrán días mejores!!
Bicos wapo

Anónimo dijo...

Hoy, miércoles, es para mí uno de esos días malos malísimos... De esos que empiezas bien (nada hace presagiar nada malo) y va pasando y te raya el corazón con una línea profunda que no te lo parte en dos, pero te deja una huella malherida hasta el fondo de tus días... Cuando llegue a casa me iré a la cama con la esperanza de que mañana un hada me conceda tres deseos y mi vida sea mejor... O al menos no tan mala como hoy.
Don´t worry, Cala Pi te estará esperando hasta que vuelvas y será aún mejor de lo que recordabas...
Bicos
Patri

NORAD dijo...

Pues nada hombre que no sea naaada. En octubre voy para allá si quieres te llevo.